La otra casa de Buñuel en Calanda

En verdad no es una casa, sino una villa de descanso a la que se trasladaba la familia de Buñuel en épocas estivales cuando aún residían en la localidad. Se encuentra a las afueras de ese pueblo de Calanda, y a ella se llega por indómitos caminos de arena.

El edificio, aunque popularmente se conoce como Torre Buñuel, se bautizó como Villa María en honor a la madre del cineasta. Hoy de uso privado y no hay ninguna indicación para llegar a ella aunque si preguntas a los lugareños de buen agrado te dirán donde se encuentra.

El milagro de la regeneración

Se dice que uno de los milagros de la cristiandad mejor documentados tuvo lugar en Calanda. A este milagro, valga la redundancia, se le conoce como "El milagro de Calanda".

Pierna de Miguel Pellicer, detalle de la capilla
dedicado a él en el Templo del Pilar (Calanda)
Para los que no conozcan la leyenda, a continuación se hará un brevísimo resumen de la misma.

El protagonista del Milagro fue Miguel Juan Pellicer Blasco, nacido en Calanda el 25 de mayo de 1617. El muchacho perdió su pierna derecha al pasarle por encima la rueda de una carreta cerca de Valencia. Se le curó allí, pero al no mejorar se le trasladó al Hospital de Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza, dónde finalmente se le amputó la pierna.

Allí se quedó, sin otro medio de sustento que pedir limosna a las puertas del templo de la Virgen del Pilar. Al ser él un hombre muy piadoso, todos los días entraba en la basílica, donde se ungía el muñón con aceite de la lamparilla de la Virgen. 

Finalmente volvió a Calanda, y el milagro sucedió una noche: la Virgen bajó del cielo con sus ángeles y éstos le pusieron una pierna nueva.

En el templo del Pilar de Calanda se advocó una capilla en el mismo lugar en el que se produjo el milagro, y su decoración recoge la historia. También existe una Casa-Museo dedicado al "cojo de Calanda".